Parroquia Santo Domingo Savio y San Expedito Mártir de Valencia

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Santo Domingo Savio

 

 

 

Santo Domingo Savio es modelo de fortaleza cristiana, de pureza angelical y de apostolado juvenil.
Nació el 2 de abril de 1842 cerca de Turín, en Italia.
Era costumbre comulgar más tarde, pero Domingo recibió la primera comunión a los 7 años de edad, dada su buena preparación, formulando entonces el propósito que había de ser el lema de su vida: “Antes morir que pecar”, y también “Mis amigos, Jesús y María.”
Discípulo de San Juan Bosco, fue estudiante modelo, de ejemplarísimas costumbres.

Practicó una devoción tierna y profunda a la Virgen. A ella entregó su corazón. Vibró con emoción cuando en 1854 Pío IX definió el dogma de la Inmaculada Concepción. Su amor a Jesús Sacramentado era extraordinario. Apenas despertaba, su corazón volaba al sagrario. Le gustaba ayudar a Misa. Parecía un serafín cuando la ayudaba. Hacía frecuentes visitas "al Prisionero del altar". Otro de sus grandes amores era el amor al Papa. El Señor le premió estos amores con gracias y carismas muy especiales.
De repente se presentó una misteriosa enfermedad. Cuando se acercaba la muerte, abrió los ojos y dijo: "¡Qué cosas tan hermosas estoy viendo! ¡La Santísima Virgen viene a llevarme!", y así expiró. Era el 9 de marzo de 1857; tenía 15 años de edad. Pío XII lo proclamó santo el 12 de junio de 1954.
Su fiesta se celebra en la parroquia el primer sábado del mes de Marzo a las 19.30h.